Menú Cerrar

¿Desaparece el plástico en la frontera?

Hoy 29 de agosto de 2019 se puede decir empieza una nueva era para la venta de productos tangibles en miles de comercios instalados en el estado de Chihuahua. Entra en vigor la prohibición sobre el uso indiscriminado de bolsas plásticas no biodegradables. Recientemente se han registrado eventos de impacto mundial (incendios en el Amazonas, en Siberia, en México, en Estados Unidos -Alaska-, etc.)  que han puesto en el «ojo del huracán» nuevamente al tema ecológico y ahora la activación de este artículo legal cobra mayor relevancia para todos los habitantes de la entidad. Por otro lado una medida controversial, no muchas personas estarán contentas con cargar en brazos sus artículos sin bolsa hasta sus vehículos o sus domicilios particulares.

La denominada Ley para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos del Estado de Chihuahua, indica claramente que solo se podrán «utilizar únicamente materiales biodegradables en las bolsas plásticas que se distribuyen al consumidor final para transportación, carga o translado de mercancías en establecimientos comerciales». La ley en sí sanciona el uso de bolsas y popotes de plástico en bares, restaurantes y diversos establecimientos comerciales de la entidad. Las multas para los negocios que violen la medida y entreguen estos productos plásticos pueden ser administrativas ó económicas, y van desde los dos mil pesos hasta los 250 mil.

Conviene mencionar que habrá un periodo de tolerancia para que los comercios se adapten a la disposición, la cual también prohíbe el uso de productos como mezcladores de bebidas, film plástico y aplicadores con punta de algodón. Asimismo, la Ley, la cual aún no cuenta con un reglamento secundario, precisa que se deben implementar programas para la separación de residuos en los comercios. Los establecimientos podrán entregar bolsas biodegradables.

El objetivo de esta disposición legal como muchas otras implementadas ya en el país es reducir el impacto negativo del plástico y sus derivados en el medio ambiente; pues continuamente vemos bolsas «volando» sobre el cielo fronterizo cada vez que «se dejan sentir los fuertes aires».

Por ejemplo, Margarita Peña Pérez, directora de Ecología del municipio de nuestra urbe fronteriza «Ciudad Juárez» a hecho una invitación a ciudadanos para llevar sus propias bolsas de tela o materiales que sean de los denominados «amigables con el medio ambiente«, sobre todo que sean reutilizables para las compras, incluso evitando las bolsas biodegradables para pocos artículos y considerar bolsas de tela para productos a granel, frutas o verduras. Negocios en la ciudad de Chihuahua comenzaron a mostrar anuncios en los que avisan que a partir del 29 de agosto no darán bolsas en atención a la ley.

Desde semanas previas, diversas tiendas han avisado a su clientela o incluso dejado de surtir artículos que ya no brindarán, como popotes o bolsas de plástico o que ya no habría bolsas para la transportación de mercancías y otros productos. Tiendas de conveniencia, bares, restaurantes, farmacias, refaccionarias, supermercados, autoservicios, hasta spa´s se verán afectados y por ende consumidores no preparados ante esta medida deberán llevar sus propias bolsitas o contenedores a los establecimientos comerciales.

Biodegradables

Pero una bolsa de plástico, por muy biodegradable que sea, tarda años en desaparecer. Es verdad que las convencionales tardan 150 años en hacerlo, frente a una 100% biodegradable (no todas lo son), que empieza su proceso de degradación a los 18 meses (por eso suelen llevar fecha de fabricación impresa). A la fecha han empezado a detectarse bolsas «biodegradables» en buenas condiciones de uso hasta tres años después de su confinamiento; como la que se muestra en la imagen destacada de este artículo.

Hay varios estudios que destacan que el término «biodegradable» puede confundir a los consumidores, haciéndoles pensar que la bolsa simplemente desaparecerá si se tira. Los científicos advierten que, si los consumidores creen que están siendo más responsables al arrojar bolsas biodegradables en sus contenedores de reciclaje, se invalidan los esfuerzos para recolectar bolsas de plástico convencionales a fin de fabricar bolsas nuevas. Los aditivos químicos que hay en las bolsas biodegradables pueden contaminar el grupo y dejarlo inutilizable.

Uso de bolsas en el mundo

En 2017 para el caso de México se estimaba que alrededor de 20 millones de bolsas de plástico eran utilizadas en comercios de toda la geografía mexicana. Es decir, 7 mil 300 millones de bolsas de plástico son utilizadas anualmente y de éstas menos del 1% se reciclan y el resto termina en calles, baldíos, ríos, lagunas, presas, playas o rellenos sanitarios. Aquellas que son incineradas provocan emanaciones de gases tóxicos al estar elaboradas con polietileno, polipropileno y polímeros.

A nivel mundial suelen utilizarse solo por apenas minutos, y se estima que en el caso de la Unión Europea utiliza unos 100 mil millones de bolsas cada año, con un uso anual per cápita superior a 450 bolsas por año en algunos países de la misma Unión. Ahora más que nunca se buscan soluciones para la creciente acumulación de desechos plásticos en la Tierra, se comercializan cada vez más los productos anunciados como biodegradables, que prometen una mejor respuesta frente al uso de bolsas desechables. Pero en muchos casos, la biodegradabilidad puede ser solo eso, solo una promesa.

Cómo detectar una bolsa biodegradable

Los llamados plásticos biodegradables son plásticos que en determinadas condiciones los microorganismos degradan y convierten en agua, dióxido de carbono (o metano) y/o biomasa. Para guiar a los consumidores en sus decisiones e inspirarles confianza en la biodegradabilidad del plástico, se han implementado unas normas universales, se han desarrollado nuevos materiales y se ha creado un logo para «compostables». En los procesos de elaboración se pueden espumar en material para envasado, extrusionar o moldear por inyección en máquinas convencionales modificadas. Se pueden utilizar varios tipos de materiales para rellenar el compuesto del que se hacen los ingredientes como madera triturada, cal, arcilla o restos de papel. Los rellenadores se pueden colorear y utilizar en varios tamaños de granulación para cambiar el aspecto externo del material. El material se puede coinyectar con otros materiales plásticos. En el caso de la coinyección, se deposita una fina capa de material plástico encima del material biodegradable. El resultado es un artículo completamente biodegradable más barato que los materiales de plástico convencionales, completamente impermeable y coloreado para que se parezca a los materiales de plástico convencionales. Hay dos tipos de plásticos biodegradables: los bioplásticos, cuyos componentes se derivan de materias primas renovables y los plásticos fabricados a partir de petro-químicos con aditivos biodegradables que mejoran la biodegradación.
 

De acuerdo a distintos sitios en internet, como bamboorganic.blogspot.com se puede identifica una Bolsa 100% Biodegradable por las siguientes características:

 

1. Fabricación de fibras naturales como la Fécula de Maíz
2. Solo existe un solo color que es semi-transparente ya que por su proceso natural no puede tener colores ya que estos afectan los tiempos de biodegradacion y hacen un producto no biodegradable.
3. Solo puede tener una sola tinta y de un solo lado ya que esta tinta tiene que ser biodegradable por que sino afectaría el proceso de biodegradacion.
4. Las Bolsas Biodegradables deben de contar con las certificaciones.
5. No es lo mismo Biodegradable que oxo-degradable tambien llamado oxi-biodegradable estos últimos son bioplasticos y no son biodegradables.

PRODUCTOS IMPACTADOS:

  • Mezcladores de bebidas
  • Film plástico
  • Aplicadores con punta de algodón
  • Bolsas desechables de plástico
  • Popotes de plástico
  • Otros de plástico para transportar productos.

Y claro no desaparece el plástico en la frontera, al menos no por ahora. Seguramente veremos algunas iniciativas de empresas locales -como algunas importadoras- con inversión 100% fronteriza cuales ya están haciendo lo propio por contribuir a un mundo mejor mediante la investigación de qué productos «biodegradables» y por tanto menos dañinos al medio ambiente, pueden conseguir en diferentes mercados para traerlas al ámbito juarense a precios accesibles.

Anuncios

Punto Juárez: Revista digital fronteriza de opinión cuyo punto de partida se encuentra en el análisis, la reflexión y lo que consideramos un auténtico servicio informativo de contribución crítica a diferentes aspectos socio-económicos y culturales|Hoy -creemos- el punto se encuentra en ingredientes de la vida cotidiana como política, comunidad, negocios, turismo, tecnología y sí, hasta de la cocina también. El punto está en abordar temáticas locales y de la agenda nacional, convergiendo distintos sentires, puntos de vista y personalidades con actitud de mostrar la verdad. (ó tal vez la suya propia) | Punto Juárez no se hace responsable de contenidos escritos por colaboradores, comentarios de la audiencia , ni información recibida de diversa índole y expuesta en nuestra plataforma | Procuramos actuar con seriedad, de manera objetiva y con apertura para recibir sus comentarios de retroalimentación, ideas e inquietudes en general | Conviene mencionar que ninguna de las participaciones refleja necesariamente nuestra forma de pensar, ni afiliación político-partidista, de corriente social ó de formación académica. Es importante indicar que nos ajustamos al "derecho de réplica". Algunos Derechos Reservados © MX 2018.| Por favor, permítanos recbiir su inquietud en contacto@puntojuarez.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: